Buscar este blog

martes, 9 de noviembre de 2021


ROBERTO ALCÁZAR PEDRÍN...
(o Pedrín y Roberto Alcázar)

¡LIBRO YA A LA VENTA! 
Paco Baena


Libro editado por la Fundación Canaria CINE + CÓMICS
PEDIDOS: admon.idea@gmail.com

Recorrido nostálgico por la serie más popular del tebeo clásico español
Pocos personajes del tebeo autóctono han sido tan encumbrados –y en algunos casos también obscurecidos– como la pareja formada por el Sr. Alcázar y su lenguaraz escudero Pedrín. Sus logros comerciales no ofrecen dudas sobre el papel preponderante que jugó esta serie durante gran parte de su largo recorrido. No sólo fue la primera en alcanzar el éxito, también la más longeva. Y con diferencia: 35 años en cartel y 1219 cuadernos, además de múltiples reediciones posteriores.

Roberto Alcázar y Pedrín constituyó toda una enciclopedia para el lector de aquellos años, una ventana a la imaginación, a la geografía, a las razas del mundo, a la botánica, al hampa, a los monstruos y seres diabólicos, a la mujer pérfida y a la desamparada…, y también al ingenio y a la frescura de una forma nueva de lenguaje, el de Pedrín, que incluso en ocasiones se instaló en la calle. Colección de culto, inmortal, cuando se cumplen ahora 80 años de su primera aparición en 1941.


















lunes, 9 de noviembre de 2020

MIGUEL QUESADA CERDÁN: ADIÓS A UN GIGANTE DE LA HISTORIETA





ADIÓS A UN GIGANTE DE LA HISTORIETA

El pasado 6 de noviembre nos dejó el último de los grandes maestros de la Historieta Valenciana del pasado siglo, Miguel Quesada Cerdán. Se fue el amigo a quien tanto quise y venero. Nunca olvidaré su bondad y elegancia, su enorme generosidad, su modestia infinita, a pesar de su grandeza que nunca quiso reconocer.




Querido Miguel, con tu marcha has dejado huérfanos a todos: a tu familia y amigos, a tus admiradores y a tus hijos de papel: Pacho Dinamita, Tony y Anita, Pantera Negra, Pequeño Pantera Negra, Flecha Roja, etc. Toda una vida dedicada a nosotros, los lectores, alimentando espíritus, despertando ilusiones, haciéndonos soñar. Una vida consagrada al lector más joven. De niño a niño, pues apenas habías cumplido 13 años cuando tomaste la responsabilidad (guion y dibujo) de una colección tan popular como llegó a ser La Pandilla de los Siete (Valenciana, 1945) ¡Sólo 13 años!

En la historia de nuestros tebeos serás eternamente, junto a Manuel Gago, el gran referente de la inolvidable Escuela Valenciana que tanto ayudó a popularizar el tebeo de aventuras. Esa alquimia narrativa de ritmo frenético que logró hipnotizar a varias generaciones de lectores. 

Adiós, Miguel, te seguiré viendo cada vez que evoque una de tus portadas o cualquiera de tus viñetas.






   

domingo, 16 de junio de 2019

MUSEO DEL CÓMIC DE SANT CUGAT


El Museo del Cómic de Sant Cugat propone un recorrido por la historia de los tebeos y sus protagonistas, por las diferentes etapas del medio y la evolución de su lenguaje. Centenares de publicaciones y obra original seleccionadas con énfasis histórico para un mejor entendimiento de lo que ha representado y representa la industria de la viñeta en España. 



Martes a domingo de 10 a 14 y de 16 a 20 horas.

viernes, 30 de marzo de 2018

EL CABALLERO NEGRO (Favencia, 1950)


Editorial:   Favencia
Año:  1950
Ejemplares:  16
Dibujos:   J. Longarón
Guión   L. Longarón
Tamaño:   8 x 17 cm.
Páginas:   24 + cubiertas
Precio:   1 pta.



Colección de aventuras, con el mar como escenario principal, plagada de piratas, corsarios y excelsos espadachines. Muy en la senda del personaje de Sabatini, El capitán Blood, y también en la de su autor gráfico, Jordi Longarón, que en ese tiempo iniciaba otra colección del mismo corte titulada El Pequeño Mosquetero y que en la presente creación se muestra influenciado por el trazo de Boixcar y su depurada creación El hijo del Diablo de los Mares

Longarón había iniciado su andadura sólo un par de años atrás, con trabajos esporádicos en forma de cuantos de hadas y algún relato bélico para Toray.


La serie llegó al mercado de la mano de la editora Favencia, que por entonces se definía sólo como imprenta, su primordial tarea en origen. Aunque pronto se decantaría también por la edición de artículos de quiosco, incluidos los tebeos (ver Juan Corso, El Vaquero Moderno, Episodios de Guerra, etc.), eliminando de su estampillado el término imprenta que sí figuró en la presente colección. De excelente factura, tanto en lo gráfico como en lo guionístico, así como en todo lo concerniente a su despliegue sobre el papel, con una edición cuidada y primorosa. Atribuida erróneamente al sello A. Fábregat, cuando en realidad esta sociedad sólo actuó como distribuidora. Quizás el único punto discutible de la colección sea su formato tamaño bolsillo, muy de moda en ese tiempo, pero a todas luces deficitario en cuanto a vistosidad y presencia en el quiosco.

Otra curiosidad radicó el título. Hacía solo cuatro años que la Editorial Marco, de la mano de Boixcar, había situado en el mercado una serie con idéntico título. Sorprendente cuanto menos proponer al posible lector una colección que repetía título de cabecera en tan corto espacio de tiempo. Cierto que uno y otro héroe mostraban diferencias más que notables, entre ellas la de un antifaz en el caso del primero y un rostro descubierto, sin disimulos, en este segundo. Eso, y que aquí, al protagonista, le acompañaban dos escuderos llamados Pierre y Mosquete. El primero de ellos un hombretón entrado en quilos que solo piensa en comer. ¿Les suena de algo?

La editorial presentó la serie con el siguiente enunciado: “Sólo las aventuras del Caballero Negro tienen la emoción de los hechos verídicos. Solo el gordo Pierre y Mosquete os proporcionarán la diversión de sus humorísticas hazañas”. Una promesa exagerada, como pueden imaginar, pues de hechos verídicos la colección no tuvo nada. Lo que sí mostró el relato fue un tono desenfadado y pretendidamente pajarero.   

















Portada y página interior del cuaderno núm. 9