Buscar este blog

jueves, 7 de marzo de 2013

EL HIJO DE LAS GALERAS (Garga, 1950)





Editorial: Garga
Año: 1950
Ejemplares:  16

Dibujos:  Manuel Gago 
Guión:  Pablo Gago
Tamaño:  24 x 17 cm.
Páginas:  14 + cubiertas
Precio:  1,50 pts.





El Hijo de las Galeras fue uno de los cuatro proyectos llevados a cabo por Manuel Gago dentro de la andadura editorial emprendida por el autor junto a su familia en la Editorial Garga. Los otros tres correspondieron a El Libertador, El Misterioso X y El Rey del Oeste; todos ellos de 1950.
El autor de El Guerrero del Antifaz contó aquí con la colaboración de su hermano Pablo en tareas guionísticas. Una historia de corsarios ingleses que recordaba a la reciente y abortada creación de Manuel Gago para Toray, El Espadachín de Hierro, y en la no faltó ninguno de los ingredientes característicos en el universo habitual del autor: un héroe justiciero experto en el manejo de los puños y la espada; un fiel y no menos valeroso escudero, al que apodan Matasiete; un odioso antagonista, tan forzudo como sanguinario, que respondía al nombre de Satanás –el protagonista lo despachará de una estocada en el último cuaderno con mensaje incluido: “Tu sitio está en el infierno”--; una bella dama, hija de un malvado conde, que bebe los vientos por el protagonista y sufre ante la negativa de su padre a que su amor prospere, etc.
Editorial Garga fue un viejo y anhelado proyecto de la familia Gago, que pudo llevarse a cabo después de que Valenciana se asegurase la continuidad del autor en los grandes éxitos de esta editora: El Guerrero del Antifaz y El Pequeño Luchador, principalmente, colecciones a las que pronto se uniría El Hombre de Piedra.
Manuel Gago era por ese tiempo una máquina de hacer tebeos como ninguna otra, un creador infatigable capaz de liquidar un cuadernillo en un par o tres de días. Pero, lamentablemente era una máquina humana y a pesar de las esperanzas puestas en Garga, y del mimo con el que se aplicó a las cabeceras anteriormente mencionadas, no le quedó otro remedio que rendirse al secuestro que sobre su vida laboral ejercía Valenciana. Esa imposibilidad para responder ante tanto frente abierto, unido a otros avatares, terminó con el cierre prematuro de Garga y la apertura de una nueva Editorial, la mítica Maga, donde Manuel Gago ejercería en principio un rol muy secundario, casi nulo, al menos en tareas ejecutoras.   

Cuaderno núm. 16

 Página interior cuaderno núm. 16

   

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Paco, me gustaria saber (ya sé que es complicado) ¿qué se ha hecho con los originales de El Guerrero del Antifaz... están, rotos... extraviados...quizás destrozados en las posteriores reediciones?---Es que casualmente no he visto ninguno ni en los Salones del Comic ni en particulares. En fin si me puedes sacar de la duda te lo agradecería.--Gracias (lo siento tengo problemas con el correo, no logro introducirlo)

    ResponderEliminar
  3. me llamo Alex Camps Badia---aquarel-la@hotmail.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alex, he tratado de contestarte al correo que indicas pero me ha llegado devuelto. escríbeme a mi dirección personal: pbaenapalma@gmail.com
      Saludos

      Eliminar