Buscar este blog

viernes, 13 de abril de 2012

EL HALCÓN DE ACERO (Ameller, c.1945)



Editorial: Ameller
Año: c. 1945
Ejemplares:  13?
Dibujos:  Pedro Alférez
Guión:  Feralgo
Tamaño:  22 x 32 cm.
Páginas:  8 + cubiertas
Precio:  1.50, 1 y 1.25 pta.




Colección de Ameller con dibujos de Pedro Alférez y guión de Feralgo (Fernando Alférez), hermano del primero, que firmó sus colaboraciones bajo seudónimo. Editada en gran formato, en línea con la mayor parte de los cuadernos coetáneos, narra las aventuras de Ricardo Alcolea, alias "El Halcón", un noble aventurero de porte elegante perseguidor de aquellos que viven al margen de la ley.
"La elegante y distinguida figura del Barón Ricardo Alcolea ocultaba al más temido perseguidor de aquellos que vivían en el mundo de la delincuencia: El Halcón de Acero. El más temido criminal había temblado sólo al pronunciar su nombre... Un pañuelo negro cubría su rostro, y en el pecho, sobre su camisa, lucía bordado un diminuto halcón"
En su primera aventura se le une un viejo amigo, Bruno, un gigantón de aúpa especialista en repartir sopapos tanto en el ring como fuera de él, a quien recluta del "Box Club" para que le acompañe en una nueva y gran aventura, según sus propias palabras. Bruno, un escudero a lo bestia animoso y sandunguero, ya no se apartará de su amigo el Barón durante las trece entregas de la serie.
Primer serial aventurero de Ameller y, presumiblemente, de Pedro Alférez, que por ese tiempo exploraba también en lo humorístico con la colección Infantil de las Grandes Aventuras (Conejín). La influencia de Alex Raymond y su Agente Secreto X-9 en esta primera incursión del autor en el segmento realista fue más que evidente --como pueden observar en la página interior del primer cuaderno abajo reproducida--, aunque según avanzaba la colección Alférez fue perfilando un estilo propio que más tarde le reportaría días de gloria.

Es probable que la serie tuviese más de una edición, o al menos así se desprende de los diferentes precios constatados. Aunque no se puede descartar que esta reiterativa alteración se debiera a razones puramente comerciales.   

Cuaderno núm. 11


 Página interior inicial de la colección


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada