Buscar este blog

martes, 20 de octubre de 2015

EL LINCE, EL SHERIFF INMORTAL (Harpo, 1947)








Editorial: Ediciones Harpo
Año: 1947
Ejemplares:  6 (en dos tamaños)
Dibujos:  Jim Lewis (Luís Poch?)
Guión:  Capitán CH Ferry  
Tamaño:  17 x 24 y 22 x 31 cm. 
Páginas:  8 y 16 + Cubiertas
Precio:  1 y 1,50 pta.


Los héroes de fonología anglófona fueron una constante en nuestro país a lo largo de varias décadas del siglo anterior, especialmente en el segmento de la literatura popular. Novelas y tebeos aprovecharon una corriente que en muchos casos llegó a ser obsesiva. Lo inglés vendía. O mejor dicho, lo americano. Hasta el punto que hasta el mismísimo dibujante se prestaba a veces --como en el caso de esta cabecera-- a trasmutar su nombre por el de un supuesto autor foráneo (Jim Lewis). La pretensión era clara: conferir a la serie un mayor carácter o enjundia internacional. Aunque, con toda seguridad, se trató de un dibujante autóctono que bien pudo ser Luis Poch, uno de los fundadores, junto a Joaquín De Haro, de esta editora que tantas veces cambió de nombre. 

Pero las connotaciones anglosajonas no quedaron ahí. La editorial, en un alarde de atrevimiento extremo, presentó los guiones de los cuadernos como adaptaciones de novelas escritas por el Capitán C. H. Ferry. Un canto al sol que poco o nada repercutió en la buena salud de la colección, como se deduce de los exiguos seis ejemplares que alcanzó a editar entre los dos formatos en que fue presentada. Curiosamente esta obsesión por lo anglófono no llagó a salpicar al título central de la colección.

La editorial propuso una curiosa estrategia promocional. Los lectores tenían que mandar tres cupones a la editorial y a cambio recibían un carnet impreso a dos colores con su nombre y el título de Sheriff. Además podían participar en el sorteo de “un flamante traje típico de cow-boy del oeste”. Pero ni por esas la colección pudo remontar el vuelo.    

No obstante, la serie mostró cierto encanto y fuerza visual, como la mayoría de las cabeceras impulsadas por la pareja Joaquín De Haro y Luis Poch a través de los sellos de De Haro, Harpo y Hércules. El Lince, el Sheriff Inmortal lucía un atuendo de lo mas notorio, en el que destacaba un antifaz verde y una camisa con chorreras de carácter étnico. Y entre sus muchas cualidades destacaban dos: una vista con la agudeza del águila y una agilidad de felino; de ahí el apodo. Un justiciero al que acompañaban en sus tareas dos simpáticos vejestorios: Dinamita Pat y Spark el Araña.


La colección no tuvo más mérito o valor que la vistosidad de sus portadas. Y quizá también el haber sido locomotora de otros felinos del tebeo español: El Puma, Pantera Negra, Sahib Tigre… incluso pudo inspirar a otro cowboy de igual nombre --ya en los años sesenta--, esta vez editado por Gemex. Fue presentada dentro de un concepto global titulado Colección Hombres del Colt; bajo el que supuestamente irían apareciendo otros personajes ambientados en el oeste americano y que finalmente no llegaron a salir.



















Portada y página interior de los cuadernos núm. 2 y 5, respectivamente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada